Inicio Relatos Términos y Privacidad
Language: Eng Esp

Breve | Microliteratura en 1001 caracteresMil y una letras

¿Quieres leer relatos en menos de 1 minuto?
¿Eres capaz de contar una historia en tan sólo mil y un caracteres?
Bienvenido a BREVE.

    Encuentra concursos, ilustraciones y amigos
    en nuestras redes:

Estocolmo: 03:45

No asustas a nadie, imbécil. Se leía en el cartel atado al cuello de un mandril, en la esquina de Sveavagen con Rehnsgatan, en Norrmalm, Estocolmo.
¡Mierda!, grito el ultimo ebrio del Spy Bar.
No ves que el pobre mono esta asustado y es por ello que muestra sus colmillos. Tiene un peso tan grande atado en su cuello que poco le falta para morir estrangulado.
Las luces de xenon, que bajaban por la avenida Rehnsgatan, le dieron un tono azulado al pelaje del pobre simio, que a la vez, helaban aun más la fria esquina.
Cogí mi petaca con ginebra de mi abrigo, cuando el simio tras un golpe sordo, voló por los aires, a la vez que mi petaca se escurría de mi mano.
El bulto de piel que resoplaba a unos metros más adelante, con el cartel aún sujeto a su cuello, tal como si fuese una camiseta con pedrerías, atado a su unico tesoro, me recordaba el lienzo La muerte de Marat, desnudo con una nota en su cuerpo, casi como un tatuaje, en la cual aun se distinguía la frase “No asustas a nadie,…

Estocolmo
Por: Guille Amengual Garrido | http://www.guilleamengual.es

Comparte este relato: