Inicio Relatos Términos y Privacidad
Language: Eng Esp

Breve | Microliteratura en 1001 caracteresMil y una letras

¿Quieres leer relatos en menos de 1 minuto?
¿Eres capaz de contar una historia en tan sólo mil y un caracteres?
Bienvenido a BREVE.

    Encuentra concursos, ilustraciones y amigos
    en nuestras redes:

¡Verás qué vistas!

Giró la llave y la puerta del piso se abrió. Encendió luces, dejó las bolsas de la compra en la encimera, y se fue directo al salón a poner algo de música. Fuera zapatos, ¡qué alivio! Fuera chaqueta también (la corbata se la quitó según se sentó en el coche). ¡Por fin en casa! Al carajo el señor Ramírez y el ejercicio fiscal 1998-1999. Decidió abrir las cortinas, y ver el mar. ¡El mar! Sólo que detrás de la cortina no encontró el mar. Ni siquiera encontró los ventanales, que siempre estaban más sucios de lo que debieran, pero qué pereza. No, esta vez sólo encontró una pared, tan blanca, sólida, y lisa como las demás. Se le escapó una risa, que se torció en gesto de confusión ¿Se metió en la casa que no era? Pero… si todo estaba en su sitio. Salir y volver a entrar al piso, como con el programa “Padre”; eso debería funcionar. Pero ir a la puerta y tampoco encontrar puerta, sino otra pared, tan blanca, sólida, muda, y sorda como las otras, terminó de arruinarle la noche.

terror2
Por: elpequeñonicolás |

Comparte este relato: